Asesinato de John Lennon VS El Guardian entre el centeno. Frases

Este libro escrito por J.D. Salinger se hizo mundialmente conocido por ser el que se estaba leyendo Mark Chapman asesino de John Lennon.


Los acontecimientos  sucedieron así:

Chapman estuvo la mayor parte de ese día cerca de la entrada del edificio de apartamentos en el que vivía John Lennon, hablando con otros fans y con el portero.Por la tarde John y su esposa Yoko Ono  salieron del edificio Dakota para una sesión en los Record Plant Studios. 



Mientras que Lennon caminaba hacia la limusina, Chapman consiguió que el cantante le firmara un ejemplar de su último disco. Pero aunque consiguese su aparente primer objetivo , permaneció esperando en la entrada hasta que la pareja volviera. 


A su regreso camino hacia la entrada del edificio pasaron de nuevo por el lado de Mark y éste llamo a John el cual al darse la vuelta recibió cinco disparos de las cuales una de las balas perforó la aorta causando una gran pérdida de sangre lo que le causó su muerte en menos de una hora.


Chapman permaneció en la escena e impasible sacó su libro e  intentó leerlo hasta que llegó la policía. En el libro escribió :  "Esta es mi declaración" y firmó como "El guardián entre el centeno" 

Previsiblemente fue arrestado sin ninguna complicación.

Tan solo 30 años después de haber cometido el asesinato  admitió por primera vez que estaba arrepentido de lo que hizo: "Siento que ahora, a los 53 años, tengo una mayor comprensión de lo que es una vida humana, he cambiado mucho. Estoy avergonzado..." 







Chapan recomendaba la lectura de El Guardián entre el centeno pues se identificaba mucho con su protagonista  Holden Caulfield, el cual odiaba a los hipócritas, creídos, y cretinos.

 Explicó que tuvo la necesidad de matar a John Lennon después de escuchar el disco Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band juzgandole  como un hipócrita.. más tarde dijo que en aquel momento lo percibió  equivocadamente...




FRASES y Extractos del libro EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO:



Me paso el día entero diciendo que estoy encantado de haberlas conocido a personas que me importan un comino. Pero supongo que si uno quiere seguir viviendo,
 tiene que decir tonterías de ésas


Si haces algo bien, o te andas con cuidado o pronto querrás empezar a lucirte y entonces ya no eres tan bueno


No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto.Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo

Espero que cuando me llegue el momento, alguien tendrá el sentido suficiente como para tirarme al río o algo así. Cualquier cosa menos que me dejen en un cementerio. Eso de que vengan todos los domingos a ponerte ramos de flores en el estómago y todas esas puñetas...
¿Quién necesita flores cuando ya se ha muerto?Nadie






Antes yo era tan tonto que la consideraba inteligente porque sabía bastante de literatura y de teatro, y cuando alguien sabe de esas cosas cuesta mucho trabajo llegar a averiguar si es estúpido o no. En el caso de Sally me llevó años enteros darme cuenta de que lo era. Creo que lo hubiera sabido mucho antes si no hubiéramos pasado tanto tiempo besándonos y metiéndonos mano.

Supongo que eso no estaría mal, pero no me gusta. Me gustaría si los abogados fueran por ahí salvando de verdad vidas de tipos inocentes, pero eso nunca lo hacen. Lo que hacen es ganar un montón de pasta, jugar al golf y al bridge, comprarse coches, beber martinis secos y darse mucha importancia.

Además, si de verdad te. pones a defender a tíos inocentes, ¿cómo sabes que lo haces porque quieres salvarles la vida, o porque quieres que todos te consideren un abogado estupendo y te den palmaditas en la espalda y te feliciten los periodistas cuando acaba el juicio como pasa en toda esa imbecilidad de películas? ¡Cómo sabes tú mismo que no te estás mintiendo? Eso es lo malo, que nunca llegas a saberlo”.



Si un cuerpo encuentra a otro cuerpo cuando van entre el centeno, muchas veces me imagino que hay un montón de niños jugando en un campo de centeno. Miles de niños, y están solos, quiero decir que no hay nadie mayor vigilándolos. Sólo yo. Estoy al borde del precipicio y mi trabajo consiste en evitar que los niños caigan en él. En cuanto empiezan a correr sin mirar adónde van, yo salgo de donde esté y los cojo. Eso es lo que me gustaría hacer todo el tiempo. Yo sería el guardián entre el centeno



 
 

4 comentarios:

isabelnotebook dijo...

Es terrorífico pensar que la lectura de un libro lleve a un perturbado a cometer un asesinato. Hace mucho que no releo el Guardián entre el centeno, uno de mis libros preferidos hace años. Me impactó su melancolía mezclada con rebeldia. Son de esos libros que uno asocía a su adolescencia, como Demian de Hermann Hesse, libros que te acercan a la desilución que sufrimos tras abandonar la adolescencia y chocar con el triste mundo que hay a nuestro alrededor.
Me ha encantado esta entrada.
Besitos

sindrome coleccionista dijo...

Cierto, aunque más q rebeldía , yo diría que no estamos acostumbrados a que digan las cosas tal y como son, sin adornos, ni reparos. Cierto que sería un comportamiento anti social si hicieramos esto pero la verdad que me encanta el protagonista y todo lo que cuenta en el libro. Demian no lo conozco pero lo apunto en mi lista de libros por leer , asi que gracias por la recomendación!
Pero sobre todo gracias por pasarte y comentar, me alegro q t haya gustado :)

Silvia Maldonado dijo...

No sabía que había película del libro, así que no sé cómo estará. Me leí el libro, intrigada por qué contendría para que se haya visto involucrado en más de un asesinato.
LO RECOMIENDO, no te vas a volver mala persona en absoluto. De hecho, después de leerlo, me parece más peligroso, qué sé yo... "las edades de Lulú" o "El código Da Vinci". Al libro, sólo se le puede acusar de hacerte pensar, no de incitar a una mente retorcida, como ocurrió.

Literatura Psicoactiva dijo...

El guardián entre el centeno, GRATIS en PDF en: http://literaturapsicoactiva.blogspot.com.ar/2011/01/jd-salinger.html

Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...